RODRIGO AGUILERA EL V PODER

RODRIGO AGUILERA EL V PODER

miércoles, 4 de abril de 2018

José Gómez con Todo el Apoyo del PRI





EL V PODER
POR RODRIGO AGUILERA MORALES



José Gómez
con Todo el
Apoyo del PRI

Cuando este proceso electoral termine sin duda habrá muchas historias que se podrán contar respecto a quienes son protagonistas de las campañas en marcha y de las que vienen hacia el primero de julio.
Sin duda uno de los más sólidos personajes en estas tramas es el ex alcalde de Bahía de Banderas, José Gómez Pérez, quien inicia su camino hacia San Lázaro.
José ya tiene listo su plan de trabajo para llegar a los 10 municipios Nayaritas que le corresponderá representar desde su curul.
Ordenado como es inició la campaña desde hace varios días trabajando con las estructuras de su partido. Operando para cicatrizar lo que haya que acomodar con las y los tricolores que pudieran tener algún asunto pendiente con él.
José nombró también a un profesional de los medios de comunicación, Jaime Faisal, como su coordinador de prensa. Con su equipo cercano de siempre José se prepara a de la batalla y se fijó la meta que César Abarca compartía en su evento inicial de campaña en El Pitillal: Ser el mejor diputado en la historia del Distrito.

Ochoa Reza
lo Respalda
Personalmente

La llegada de José a la candidatura por la diputación federal en el Distrito Tres es una historia de éxito personal y trabajo en equipo, así como de verdadera lealtad a su partido que le está siendo reconocida al entregarle la responsabilidad de ganar para el tricolor una curul en el Congreso de la Unión.
José se mantuvo firme el año pasado ante las presiones de quienes tenían secuestrado a su partido y ni siquiera le tomaron opinión como jefe político del municipio cuando se nombró a Héctor Santana como candidato del PRI a la alcaldía.
Gómez Pérez se mantuvo firme y respaldó públicamente a Cota como candidato a la gubernatura pero se negó a ser parte de la charlotada de quienes agarraron al tricolor nayarita como botín y ahora andan a salto de mata.
El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, quien va amarrado a San Lázaro, seleccionó personalmente a José como candidato para el Distrito Tres. Le convencieron a Ochoa el empuje y los pantalones del chaparrito.
Fuera de su capacidad política José es uno de los mejores perfiles del priismo en la región. Empresario desde joven, comunicador, político, benefactor social, deportista, José es kilo a kilo el mejor candidato que tiene el PRI en Nayarit y le corresponderá la elección más interesante contra quien ha sido su adversario más duro: Héctor Paniagua.

José se presentó ayer oficialmente ante los medios de la región como aspirante a la diputación federal y salió bien librado de los señalamientos que los comunicadores le hicieron.
Sobre asuntos como observaciones a su gestión como alcalde de Bahía, José respondió que todas están siendo aclaradas como lo ha hecho desde que forma parte de la administración municipal.
Del tema del "puente vado" entre San José, Nayarit, e Ixtapa, Jalisco el también abogado dijo que su gobierno cumplió en tiempo y forma con lo que le tocaba pero que la autoridad federal se retrasó en el otorgamiento de la licencia de construcción de la estructura lo que cerró la ventana de oportunidad para operar sobre el cauce del Río Ameca.
Y sobre su patrimonio José le recordó a la perradita que es empresario desde joven (muy exitoso por cierto) y que con el fruto de sus negocios y los de su familia, ha ido avanzando en la vida como uno de los organizadores de eventos masivos más reconocidos de la región occidental del país.
José, desde el primer día, se sacudió el polvo pues, de todo lo que le pudieran decir en la campaña y ahora tiene todo para ir comunicando los proyectos que tiene para desarrollar cuando sea diputado, empezando por eliminar el fuero para estar en sintonía con la propuesta de José Antonio Meade para terminar con la incuestionabilidad jurídica del Presidente de la República.
José inicia con paso ganador la contienda hacia la curul legislativa de San Lázaro y, fiel a su capacidad competitiva y a su obsesión por los detalles será muy difícil que su adversario, ya vencido por el peso de los años (y las cinco derrotas que le ha acomodado José) pueda hacerlo trastabillar.
José destacó el hecho de que lleva como compañera de trabajos proselitistas a la aspirante al Senado Jasmín Bugarín, quien en mucho apoyó a Bahía de Banderas durante el tiempo que él fue alcalde y de inmediato se impuso la comparación con la otra persona que busca el escaño por Nayarit desde la desacreditada Alianza PAN-Perderé-emecé que, en Nayarit, están dando pésimos resultados como "gobierno".

Jasmín irá al Senado
y José a la Diputación


La candidata al Senado de la República por el PRI Jasmín Bugarín, visitó el mercado Juan Escutia de la capital Nayarita, donde visitó, saludó y escuchó a los locatarios para saber de viva voz cuáles son sus necesidades
"Pudimos recabar sus inquietudes, propuestas, nosotros venimos con propuestas propias de la mano de ellos, escuchar también sus exigencias, sus reclamos, con justa razón y más que justificados, un mercado que tiene más de 40 años, que han pasado un gobierno y otro y no han sido para voltear  a atenderlos y darles soluciones a las demandas de ellos". Posteriormente, Jasmín,  asistió a invitación del Consejo Estatal de Organismos no gubernamentales de Nayarit, que alberga más de 55 asociaciones civiles del estado.
Y estuvo invitada a la toma de protesta de los delegados de la Central Campesina Independiente A.C.


Jalisco, el Tema
es la Inseguridad

Parto de un par de principios elementales. Primero: una elección se gana con votos. Segundo: se vota, siempre, por un impulso emocional.
Admitido esto, sabemos entonces que contrario a lo que teoriza el marco legal que rige a las campañas electorales, los candidatos no tienen como propósito superior informar su proyecto de gobierno o extender a los potenciales votantes el conocimiento sobre su visión de solución y mejoría de la vida comunitaria. No, su pretensión es influir en el ánimo de las personas para provocar una identificación emocional que los convierta en “la opción” momentáneamente más atractiva (no la más adecuada) para la jornada electoral.
La anterior es una visión carente de atractivo, pero no por eso menos cierta. Por eso, recurrentemente, en los equipos de campaña se contrata a diseñadores de imagen, constructores de discurso y estrategas que organizan la ruta de la campaña para alcanzar la única meta que es importante: ganar la elección.
El pasado 30 de marzo arrancó en Jalisco la campaña por la gubernatura. Con las directrices ya expuestas, aunque en condiciones diferentes para cada cual, siete personas fueron admitidas en la contienda para buscar la mayoría de los votos y convertirse así en el siguiente gobernador de Jalisco.
En condiciones normales, los candidatos enfocarían sus actividades proselitistas, sus acercamientos con la gente, sus promesas y sus discursos, en la construcción de la plataforma más amplia e incluyente que garantice esa identificación con el votante.
En condiciones normales, sí, pero no en las actuales. Se vive un período de urgencia que puede extenderse indefinidamente sin posibilidad de control o manipulación, cuando menos en el corto plazo.
Jalisco vive una crisis de inseguridad.    Lo demuestran varios eventos recientes: la balacera en Jalostotitlán que deja como saldo oficial nueve personas muertas, entre éstas un policía municipal; la desaparición de los tres estudiantes de cine hace más de dos semanas, que ha generado manifestaciones de estudiantes aún en período vacacional; también la intervención ilegal y fallida en la Policía de Tlaquepaque, que fue claramente precipitada, infructuosa y electorera.
Y lo demuestran también los crecientes índices delictivos y la permanente ola de violencia y homicidios.
No es necesario ser estratega de campañas electorales para identificar que la población vive un período extraordinario en el que domina una percepción generalizada: inseguridad. Es ocioso aplicar encuestas para consultar entre la gente y conocer que su más inmediata demanda es la pacificación, el establecimiento del Estado de derecho.
Todos los candidatos, los que dominan en las preferencias y los que no tienen posibilidades de triunfo, están obligados por las circunstancias a presentar propuestas coherentes para resolver la crisis de inseguridad.
Apenas se cumple hoy el quinto día de campaña y ya se escuchan aseveraciones en el sentido de no utilizar la causa de los desaparecidos con fines electorales. Ya circulan propuestas para profesionalizar a las policías. Es temprano aún en la contienda, pero hasta ahora, las ideas son repetitivas, huecas.
En un período de crisis, como el actual, uno de los candidatos podría darle al clavo y conectar con la gente. Eso no es necesariamente positivo, pero sí podría modificar el resultado de la elección.   CONTACTO: Twitter @RODRIGOAGUILERA Whatsapp: 5583519605 FACE: https://www.facebook.com/ELCUARTOPODER web http://elcu4rtopod3r.blogspot.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario