RODRIGO AGUILERA EL V PODER

RODRIGO AGUILERA EL V PODER

viernes, 10 de junio de 2016

Estalla Guerra por el Distrito 5

EL V PODER
POR RODRIGO AGUILERA MORALES

Estalla Guerra
por el Distrito 5

Lo que parecía definido y sencillo hace un año, (que los tres candidatos ganadores en la elección del siete de junio en el Distrito 5 y su cabecera Vallarta se reelegirían) se ha convertido en una verdadera guerra. Ramón Guerrero "Mochilas" el estelar de la campaña anterior anunció su retiro del Distrito para irse a trabajar con Alfaro en los municipios del interior del estado, precisamente aquellos en los que el Pelón perdió contra Aristóteles en el 2012. "Mochilas", el único que ha ganado cuatro elecciones en este Distrito dejará su espacio, no irá por la reelección que podría buscar por ley.
Luis Munguía, el diputado federal --quien además detenta el récord de votación en el Distrito-- es visto por muchos como una opción a la alcaldía de Puerto Vallarta (o sea enfrentar a Arturo Dávalos por la nominación) por lo que tampoco buscaría la reelección a la curul federal a la que podría optar.
Aunado a esto el alcalde Arturo Dávalos ya les informó a sus regidoras y regidores que él sí se va a reelegir, pero que ellos y ellas no, así que las y los ediles que quieren continuar sus carreras están buscando hacer méritos para que las y los consideren para las diputaciones.
Desde antes de que se iniciara la guerra por el Distrito las regidoras Magaly Fregoso, Susana Rodríguez y Edelmira Orizaga ya habían expresado su determinación de ir por una curul local o federal, a ellas se les sumaron los también regidores Juan Solís, Bellani Fong, Homero Maldonado.

Gil Lorenzo y "Chalo Va"
El Camino de Mochilas

Por si fueran pocos las y los tiradores a las diputaciones desde Vallarta, hay que apuntar los proyectos que crecen desde el interior del Distrito, en Cabo Corrientes hay que anotar al líder sindical del Ayuntamiento del puerto y ya regidor en Vallarta y antes en Cabo, Gil Lorenzo, único político de la región con presencia politica real en dos municipios. Gil podría buscar la alcaldía de Cabo, pero también, con la fuerza que tiene en Vallarta y con su oriundez cabense únicamente requeriría dos o tres municipios más para cuajar una aspiración viable a una curul.
Desde la sierra, como Mochilas también, el Presidente Municipal de Atenguillo, Chalo Villaseñor ya está operando para ser el sucesor de Munguía en el Congreso de la Unión en caso de que el joven vallartense logre el proyecto de ser el candidato de MC a la alcaldía del Puerto. desde el Distrito.
Chalo goza de una excelente imagen en la zona serrana del municipio y con el trabajo que realizó en Vallarta y su cercanía con Munguía también es un proyecto viable hacia el 2018 si los naranjas andan buscando candidatos para sustituir a Mochilas y a Munguía.

El Sueño del
ex Jefe Diego

Parece que a Diego Franco se le acabó la suerte y el empuje político cuando decidió dejar su militancia panista y convertirse en militante de Movimiento Ciudadano en la Convención Distrital de marzo pasado en Puerto Vallarta. Los fracasos en Desarrollo Social, la dependencia que ha sido una fábrica de candidatos y Presidentes Municipales le siguieron cuando Diego chaqueteó. El domingo, al ver el regreso del PAN a los titulares y la victoria seguramente Franco lloró lagrimitas de nostalgia en una de sus conocidas borracheras. Pero el proyecto que trae es extraño, quiere que el alcalde Arturo Dávalos lo deje intentar ser diputado desde una dependencia que requiere trabajo de 24 horas al día en la ciudad. El problema para Franco es que si ni estando todo el día disponible ha podido con el jale ¿Cómo le va a hacer si tiene que partir su tiempo recorriendo el distrito?

Y esos son
solo los Naranjas

El Distrito 5 que se veía ya tan seguro y definido será el escenario de una guerra, primero por las candidaturas y luego por los votos y es que nada más del lado naranja son por lo menos nueve. Las y los militantes de MC están seguras y seguros de que serán diputados por el "efecto Alfaro" y ya se preparan para pelear con todo las nominaciones.

¿Ya no sirve votar?

Con sorpresa pero sobre todo con interés he leído en las redes sociales mensajes de buenos amigos que manifiestan su decepción y desencanto por los altísimos niveles de abstencionismo que se registraron en la elección del domingo pasado, especialmente en entidades como la Ciudad de México, donde la participación fue de menos del 30 por ciento de los votantes registrados.
Incluso en algunos de mis amigos hay enojo contra quienes no fueron a votar. Son auténticos y genuinos demócratas que seguramente se embarcaron en la aventura de alguno de los innumerables candidatos independientes que buscaban acabar con el dominio y la perversión del sistema de partidos en nuestro país.
La lección es dura, es cierto, pero hay que reconocer que en México la democracia hoy en día no pasa por las urnas. Poco valor tiene votar.

Fracaso Independiente

Para quitar presión al hartazgo y la decepción por tanto egoísmo, este sistema de partidos generosamente ha accedido abrir las puertas a las candidaturas independientes, pero en condiciones muy desventajosas. Están condenadas el fracaso. El único candidato independiente que alcanzó una curul en la Ciudad de México es porque es líder de bomberos, y existe la presunción de que ganó porque se presionó a su gremio.
Las grandes masas entienden que no es “su fiesta” y por eso no van a votar: reconocen que en las urnas no se va a cambiar nada.
Es curioso, pero hoy en día están resultando más democráticos los ejercicios que se manejan entre sectores de peso en la sociedad a través de los medios de comunicación y en las redes sociales. Un ejemplo es la Ley 3 de 3, que busca por lo menos transparencia en la información de cuánto tienen, cuánto ganan y para quién trabajan los funcionarios públicos, esto a partir de la sencilla premisa de que viven de dinero de nuestros impuestos: recursos públicos.
CUARTO DE GUERRA.- EL PRI no está muerto Las elecciones del año 2018, el 5 de junio, sí marcan el futuro inmediato del calendario electoral, pese a que se pueda argumentar que las presidenciales del 2018 aún están “lejos” en términos de los eventos que pueden ocurrir. Con todo y las sorpresas que arrojen las urnas en Veracruz, Tamaulipas y Oaxaca –y en estos casos cualquier resultado deja pasmado al país, tanto si ganan los candidatos del Revolucionario Institucional (PRI) como si ocurre lo contrario–, el partido político del presidente Enrique Peña Nieto saldrá fortalecido de esta nueva prueba.   El fenómeno mexicano es digno de estudio en las facultades de Ciencias Políticas de todo el mundo. ¿Cómo expicamos que el PRI se mantenga en la posición del partido más exitoso a pesar del enojo social con el desempeño de la administración peñanietista y la pésima imagen internacional que resulta de escándalos como los 43 de Ayotzinapa o la "casa blanca"?   Pero el Revolucionario Institucional no es sólo Peña Nieto y su gabinete. ¿Cómo explicar que personajes como el corrupto gobernador de Veracruz, Javier Duarte, o la gris gestión de Egidio Torre en Tamaulipas, no basten para sepultar a este instituto político al menos en esas entidades?
Debe atribuirse la larga vida del PRI y su éxito electoral, a la debilidad de la oposición. Salvo contados casos, los partidos políticos restantes presentan candidatos débiles, además de comportamientos y estructuras repudiadas por la ciudadanía. Puede decirse que, entre otros factores, uno con mucho peso es que los priístas ganan elecciones porque no hay más.
Más avejentado y por lo tanto, más débil; lejos de ser el fenómeno de masas que fue hace años y sobre todo, identificado más por sus declaraciones escandalosas, López Obrador perdió terreno en un importante segmento de la población mexicana que aún forma parte de ese borroso sector que se ubica entre los pudientes y los muchos pobres (la clase media, dirían algunos académicos). Pero también es el único caudillo visible en la política nacional; el único político con aspiraciones serias que cuenta con el respaldo incuestionable de un partido político que como Morena, ya está afincado en estados tan importantes como Veracruz y la Ciudad de México.
Si no hay figuras consolidadas en Acción Nacional; si el Partido de la Revolución Democrática sigue el proceso de diluirse y claro, si los partidos políticos chicos están abocados a mantener el registro y aumentar sus ingresos públicos en algunas decenas de millones de pesos, sólo quedan el PRI y Morena, la visión general permite constatar que sólo hay dos jugadores fuertes en el escenario de las elecciones presidenciales inmediatas. Los comicios de 2016, la elección de 12 gobernadores y las urnas instaladas en 14 estados, así lo confirman.
CONTACTO: Twitter @RODRIGOAGUILERA Whatsapp: 5548994282 FACE: https://www.facebook.com/ELCUARTOPODER web http://elcu4rtopod3r.blogspot.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario